Blog personal de Helmer Galvis
Como vender online o tener una tienda online

El mejor momento para vender online

Artículo publicado el Sábado, Septiembre 29, 2012. Guardado en la categoría: Diseño web

El otro día una persona me contacto para un tema relacionado con un proyecto web. Hasta aquí todo normal. La charla iba encaminada en un hipotético negocio que aún no estaba en marcha pero que cuando lo estuviera sería un “bombazo” en su sector. El negocio se basaba en una tienda online de tipo B2B y que con un “ingenioso” y “exclusivo” plan de marketing se “comería” a toda la competencia. En este punto de la conversación ya empece a ver gris y con ganas de irme a dormir.

Para empezar, el personaje con el que me entrevistaba quería un ecommerce con un diseño espectacular, algo que no se hubiera visto aún. Con unas funcionalidades de administración casi de inteligencia artificial, vamos que la tienda trabajara sola sin que un humano prácticamente la tocara. Además de tener infinidad de formas de pago también quería que la tienda se pudiera traducir a más de 10 idiomas y con envíos a todo el mundo.

Todo esto sin tener aún un palillo para vender. La meta era, montar la tienda y ya después ver que vendo y como lo vendo. Vale, podría entender que quería hacer algo tipo dropshipping. Mientras yo intentaba dar mi punto de vista y las formas como se podía abordar el proyecto, software, temas de servidor, de posicionamiento, publicidad online, gestión de la tienda, etc. El personaje me dejaba callado y decía que ya sabía de todo eso. La verdad es que no se que hacía yo ahí. ¿Para qué contacto conmigo?

Bueno, he contado esta tonta historia, pero real, para dar mi opinión sobre algunas formas de negocio online. En muchas ocasiones, lo último que nos falta es una plataforma de última generación, gran servidor o un diseño espectacular. Debemos tener un producto o servicio y que este sea aceptado, que tenga salida, que cubra una necesidad, lo que se conoce como modelo de negocio. Con esta “fórmula” podremos empezar a funcionar y ver que tal reacciona el mercado. En base a esto ya podemos dar otros pasos, como mejorar de plataforma, diseño, logística, etc.

Han visto como algunas empresas venden naranjas u otras frutas? Están montados en grandes plataformas de ecommerce? Muchos no y funcionan bien con webs básicas y un formulario de venta. Esto no quiere decir que acabe todo aquí. Una vez que veamos que nuestro negocio tiene hueco, que el modelo de negocio funciona y da resultados, debemos plantearnos en migrar a un sistema más profesional y escalable que nos permita llevar todo de manera más eficaz y brindarle una mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web o ecommerce.